Mi interpretación del reto bonito de Maraki

María es distinta y como siempre le digo, curranta, muy curranta. De esas que saben que el esfuerzo y el trabajo duro tiene su recompensa. Capaz de proponernos cosas con mucho sentimiento y que como su propio nombre indican, son un reto. Un verdadero reto.

En fin, que si no te has enterado todavía, corre y mira su blog, vale la pena, te dejo su enlace RETO MARAKI y ahora entenderás el rollo que te voy a meter, jjjj.

En este reto no me importa mucho la decoración, ni la técnica del sobre en sí. Lo que de verdad me motiva es la historia, así que os dejo con MI INTERPRETACIÓN.

  1. Mi motivación para participar en este reto. Viajar es una de mis aficiones más preciadas y una de mis pasiones. Desde siempre soy de las que piensan que el planeta Tierra es pequeño… de las que piensan que no hay distancias… de las que piensan que es maravilloso salir de casa, aunque sea a la vuelta de la esquina, porque la distancia y el mundo te da una perspectiva completamente distinta de la vida. Soy de las que se emociona viendo un paisaje, de las que sueña, imagina y colecciona momentos, de las que cree que el tiempo y el dinero es un bien limitado y escaso, pero que de vez en cuando invierto, invierto en el mejor proyecto de mi vida, que soy yo.
  2. Una destinataria. Mi madre, porque ya no está… y porque cuando viajo y veo algo que me sobrecoje y me maravilla, siempre, siempre pienso en ella y en lo que ya no puedo compartir… Así que me parece una manera maravillosa de que mi madre viaje conmigo en este reto.
  3. Destino. Yo he elegido un marco común: los aborígenes. Sí, no se me ha ido la olla y os cuento. A mi no me gusta leer novelas, solo literatura de viajes. Básicamente lectura de viajeros de hace un siglo o dos. Vaya, de cuando se viajaba a pata y en carro, ni en AVE ni en Boeings, jjjj.  Me encanta este tipo de lectura y más cuando lo relatan mujeres.  Así que en este contexto mi destinos son:
    1. Australia. Parque Nacional Uluru, Ayers Rock. Mi amiga hizo este verano el viaje, y antes de marchar me recomendó que me leyera un libro: Las voces del desierto, de Marlo Morgan. Así que una de mis cartas va para los Outback, tal como se denomina a la población de la cual habla este libro.
    2. China. Lago Lugo (Yunnan). Ahí viven las mosuo, una minoría étnica y remota en China. ¿Sabéis que ahí mandan las mujeres? y mucho… Es uno de los pocos matriarcados que existen en el planeta.  Lo normal allí para las mujeres es tener amantes y las relaciones con los hombres son para fecundar y ya… no haré ningún comentario, jjj.
    3. EEUU. Monument Valley (Utah). A la tribu de los navajos que va directa la carta. Me gusta el naranja y allí todo es naranja.
    4. Argentina. Ushuaia (Patagonia). Porque llevo todo el verano leyendo acerca de los aborígenes de la Patagonia. Con esta carta, hago trampa, jjj, porque me la envío a mí misma en el futuro. Tengo un viaje programado y me la voy a enviar al hotel, a ver si tengo la suerte que me la entreguen cuando llegue. Será chulo, ¿no?

Os dejo con los sobres. Dentro he escrito una nota en inglés, en este plan: “hola soy Ana desde España, te envío esto porque es un reto y si lo estás leyendo me encantaría que me lo devolvieras, bla, bla, bla…”

Los he hecho con mi Gelli Plate en sobres reciclados (básicamente, sobres grandes doblados de la oficina). La estrené este verano y estoy entusiasmada con ella. He usado acrílicas flúor que me compré hace poco y dos plantillas, una de Cadence y la otra de Todo Stencil.

Gracias María, por permitirme soñar.

Anuncios